miércoles, 11 de enero de 2023

Dosificación de cannabinoides en la práctica clínica

Dosis

La dosis varía de paciente a paciente. Es importante que la dosis sea titulada (acumulada) lentamente, independientemente del producto que se use. Es importante encontrar la dosis correcta para cada paciente individual para que pueda beneficiarse plenamente de cannabis medicinal. La mayoría de los efectos secundarios no deseados del cannabis medicinal se pueden prevenir siguiendo algunas pautas sencillas:

1. Dosis baja
Es mejor tomar varias dosis pequeñas en un día que suman para conseguir el resultado necesario, que experimentar con una sola dosis grande;

2. Paciencia
El cannabis puede tener un efecto diferente en cada paciente. Espere a que aparezca el efecto (si existe). Lo mejor es usar la misma (baja) dosis durante varios días, y realizar el seguimiento de cualquier efecto que pudiese producirse;

3. Incrementar la dosis lentamente
Pasados unos días, el paciente puede aumentar la dosis, pero lentamente. Tendrá que esperar unos días después de cada aumento para supervisar el progreso.

Cuando haya pasado de una a dos semanas, el paciente deberá poder encontrar su propia dosis personalizada, aquella que le ofrezca los mayores efectos medicinales con unos efectos secundarios mínimos.

Dosis cannabis medicinal: dosificación y sobredosis

Por lo general, la sobredosis se puede evitar preparando un protocolo de tratamiento. Cuando se utilizan dosis excesivas que contienen THC, un paciente podría sufrir una intoxicación. Este estado se suele describir como una euforia leve o que provoca sedación y somnolencia. A medida que pasa el tiempo, esto cambia y se convierte en una sensación de estar contento y relajado. Algunas personas podrían experimentar leves fallos de memoria a corto plazo y un aumento del ritmo cardíaco. Otros efectos son la risa descontrolada y los cambios en la conciencia del entorno (colores, sonidos).

En algunos casos, la sobredosis se puede presentar en forma de distorsión de la realidad, ansiedad leve y variaciones del ritmo cardíaco y la tensión arterial. En estos casos, la mayoría de las veces, es suficiente con que los pacientes se sienten o se recuesten en un lugar tranquilo y cómodo, preferiblemente con alguien conocido con quien puedan hablar.

Prevención del efecto de euforia

Algunos pacientes experimentan un ‘high’ (efecto de euforia) no deseado. Por lo general, esto se puede prevenir consumiendo dosis más bajas o administrando la dosis lentamente durante un periodo más largo. La probabilidad de experimentar estos efectos es mayor cuando el cannabis medicinal se consume por vía oral, porque el sistema digestivo libera metabolitos de THC. Estas sustancias químicas son incluso más psicoactivas que el THC. Esta es una de las razones por las que el consumo por vía oral hace que se presenten problemas con sobredosis.

Al consumir cannabis en forma de té (un líquido, que es más fácil de digerir), esos efectos secundarios se producen con menos frecuencia. Se aconseja a los pacientes susceptibles a la psicosis que utilicen la variedad de cannabis, ya que se ha demostrado que el CBD puede suprimir los efectos psicoactivos del THC.

El cannabis no es una sóla molécula, son muchas

Cuando hablamos de cannabis medicinal, hablamos de una substancia que basa su polifacético potencial terapéutico en el hecho de que dependiendo de la diferente combinación de cannabinoides y terpenoides tendremos un producto más adecuado para una u otra patología. Así, tenemos variedades que son ideales para problemas de insomnio o ansiedad, mientras que en el otro extremo encontramos variedades con un potente efecto euforizante y antidepresivo. Esta variabilidad en los efectos no se debe exclusivamente a la diferente combinación de cannabinoides, sino a la combinación de estos cannabinoides con los diferentes terpenoides presentes en cada variedad. Así siendo, el número de combinaciones entre cannabinoides y terpenoides hace que cuando hablamos de cannabis medicinal no hablemos de un sólo tipo de "medicina".

Es aquí donde reside el problema principal de la dosificación con cannabis..... 5 mgs de THC administrados mediante la utilización de una variedad Sativa pura con elevada concentración del terpenoide limoneno, nunca provocarán los mismos efectos que 5 mgs de THC que se administren utilizando una variedad de Índica pura con elevada concentración del terpenoide pineno. Por eso el cannabis no se puede dosificar como el resto de los fármacos. Lo anteriormente expuesto debemos añadir la variabilidad genética de cada individuo, pues los mismos 5 mgs de una variedad no van a producir el mismo efecto aplicados en dos individuos diferentes, aunque el producto sea exactamente el mismo.

miércoles, 26 de octubre de 2022

Aceite de Cannabis



El aceite de cannabis es una sustancia que ya está siendo utilizada en países como Holanda y Canadá para tratar las dolencias que generan enfermedades terminales, como el cáncer, o degenerativas, como el Mal de Parkinson.

Ésta sustancia ha sido utilizada para tratar la epilepsia y ha surtido efectos más que positivos. El aceite de cannabis tiene una muy alta tasa de éxito en el tratamiento del cáncer. Rejuvenece órganos vitales como el páncreas. Muchos diabéticos, que han tomado el aceite, encuentran que, después de seis semanas con el tratamiento, ya no necesitan más insulina porque el páncreas está de nuevo haciendo su trabajo.

El efecto secundario principal de esta medicina es el sueño y el descanso que desempeña un papel importante en el proceso de curación. Por lo general, dentro de una hora, el aceite comienza a hacer efecto y te sentirás relajado. No luches contra la sensación de sueño, sólo establecer una conexión con ella. Por lo general, en un mes, el cansancio durante el día se desvanece pero el paciente sigue durmiendo muy bien por la noche. En casos de trastornos del sueño ayuda a regular los ciclos.
Además de aliviar el insomnio, la marihuana parece tener una amplia gama de efectos sobre el sueño. Esto es porque los productos químicos en la marihuana, conocidos como cannabinoides, en realidad imitan la actividad de los productos químicos que se encuentran naturalmente en el cerebro.
Estos productos químicos y sus vías biológicas constituyen el sistema endocannabinoide del cuerpo, que es responsable de la regulación del sueño , entre otras cosas. Del mismo modo, la investigación muestra que la marihuana también puede tener un impacto directo en el sueño.

He aquí 5 de los efectos más importantes que los estudios han identificado hasta el momento.

1 . Es más fácil quedarse dormido
Algunas de las primeras investigaciones sobre la marihuana y el sueño demuestra que el ingrediente principal de la marihuana, el THC , puede reducir significativamente el tiempo necesario para que personas con insomnio y sanas puedan conciliar el sueño.
En un pequeño estudio publicado en 1973, el THC reduce el tiempo que le tomó a 9 sujetos con insomnio a dormirse por más de una hora en promedio. Sin embargo, los investigadores anotaron que una dosis demasiado alta podría contrarrestar el efecto. También se encontró que el THC ayuda a conciliar el sueño en un estudio de 2013 que implica sujetos sanos.

2 . Sueño más largo
Los primeros estudios también revelaron que el tomar THC o CBD antes de acostarse podría conducir a un aumento en el sueño en general. En un estudio, el aumento de la dosis de THC también aumentó la cantidad de tiempo empleado durmiendo .
Sin embargo, las dosis altas de THC también causaron una sensación de ”desorientación” en algunos sujetos cuando se despertaron, mientras que el sentimiento no estaba presente en dosis más bajas .

3 . Sueño Más Profundo
Algunos de los efectos más interesantes de la marihuana en el sueño implican su impacto en el ciclo del sueño. Los estudios muestran que el THC puede aumentar la cantidad de sueño de ondas lentas, también conocido como el sueño profundo, que experimenta el usuario durante su sueño.
Esto es probablemente una buena cosa, ya que se cree que el sueño profundo juega un papel importante en el proceso de restauración que se produce durante el sueño.
Los expertos creen que los efectos más perjudiciales de la privación del sueño son el resultado de la falta de sueño de ondas lentas. Por ejemplo , la investigación ha demostrado que reduce el sueño de onda lenta puede ser un fuerte predictor de la presión arterial alta en hombres mayores.

4 . Sueño REM mas corto
Otra forma en que la marihuana afecta el ciclo del sueño es una reducción en el sueño REM. Mientras menos sueño REM podría ser visto como un efecto negativo del uso de la marihuana, los científicos aún no están seguros de lo que el sueño REM sirve en realidad.
Sin embargo , las personas que dejan de usar la marihuana medicinal de manera frecuente a menudo experimentan un aumento en el sueño REM, también conocido como el efecto ”rebote REM”, que se acompaña de un aumento en el sueño e inquietud durante el sueño. Pero este efecto tiende a desaparecer en cuestión de días o semanas, dependiendo de la persona .

5 . Mejor respiración

Cuando se trata de uso médico, la marihuana podría ofrecer un beneficio increíble para los aproximadamente 25% de los hombres y el 9% de las mujeres que sufren de un trastorno conocido como apnea del sueño.

La apnea del sueño se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño, y se ha relacionado con una serie de enfermedades graves, incluyendo diabetes y problemas cardíacos. La gran mayoría de los enfermos de apnea del sueño no tienen diagnostico ni tratamiento. Incluso de los que buscan tratamiento, muchos finalmente se rinden en usar una máscara de CPAP cada noche.
Pero ahí es donde el cannabis medicinal puede ayudar, así como investigadores están probando las THC como alternativa, con los primeros resultados ya muestran promesa.

El aceite de Cannabis, hecho correctamente, es el más grande sanador en este planeta. Pero cuando alguien toma el aceite no debe olvidarse de otras cosas naturales que también le ayudarán y serán un complemento para su calidad de vida. Normalmente una de las primeras cosas que hacemos es cambiar un poco la dieta, sustituyendo algunos alimentos por otros. Reunidos por su valor nutricional excepcional, las semillas de cannabis proporcionan una excepcional fuente de proteínas y nutrientes. Las investigaciones indican que los cannabinoides tienen el secreto para ayudar a curar muchas de las enfermedades crónicas a las que nos enfrentamos. Desde el cáncer a la diabetes, el autismo y la enfermedad de Alzheimer, la marihuana medicinal ayuda y, a veces de manera espectacular.
La medicina cannabinoide tiene un gran poder para aliviar el sufrimiento humano.

No hay palabras para describir la importancia que esta sustancia tiene para nuestra raza en términos medicinales, sin embargo, fumarla puede ser peligroso a largo plazo, debido a que en el proceso de combustión son creados compuestos tóxicos. 

Afortunadamente hay opciones para la administración del cannabis, pero en general todas las diversas maneras de administrar el aceite de cannabis o marihuana cruda se pueden combinar sin dañinos efectos secundarios.

El cannabis oral

Cuando ingerimos la marihuana, ésta es absorbida a través de los intestinos y luego pasa a través del hígado, que procesa el THC en un subproducto llamado 11-hidroxi-THC, que viaja en el torrente sanguíneo y luego a nuestro cerebro. 

Se cree que el 11-hidroxi THC es de cuatro a cinco veces más potente que el THC regular. Esta es una razón por la cual los comestibles son conocidos por ser más potentes en comparación con el cannabis inhalado. Se piensa también que los comestibles son fuertes sedantes y muchos pacientes los utilizan para el tratamiento del insomnio. 

La marihuana tomada en forma de comestibles por lo general toma entre 40 minutos y una hora para empezar a trabajar y el efecto máximo es de dos horas. Los efectos duran de seis a ocho horas, lo cual es muy conveniente para aquellos pacientes que quieren dormir o tener más control del dolor.
La clave para el buen uso de la marihuana por vía oral es saber cuánto tomar para obtener el mejor efecto medicinal, sin tomar en exceso. 

Hay más de 525 moléculas encontradas en el cannabis en bruto, algunos con efectos sinérgicos.
Según el Dr. Courtney tarda unas 4-8 semanas antes de alcanzar beneficios clínicos plenos. Se necesita ese tiempo para saturar por completo el tejido graso con fito-cannabinoides.
Los Fito-cannabinoides son moléculas grasas que se almacenan en el tejido adiposo o tejido graso similar a las vitaminas liposolubles A, D, E y K. 

Las pruebas y evidencias que demuestran los beneficios médicos y aplicaciones terapéuticas del CDB siguen aumentando. Según un artículo publicado en 2013, en el British Journal of Clinical Pharmacology, los estudios han descubierto que el CDB posee numerosas propiedades medicinales: antiemético, reduce las náuseas y los vómitos; antipsicótico, combate trastornos de psicosis; antiinflamatorio, contra las enfermedades inflamatorias; antioxidante frente a las enfermedades neurodegenerativas;antitumoral contra el cáncer, combate las células tumorales y el cáncer; y como ansiolítico y antidepresivo, para los trastornos de ansiedad y depresión. El hecho de que el cannabis con un alto contenido en CDB no produzca una subida (efecto cerebral del cannabis) lo convierte en una opción de tratamiento atractiva para los pacientes que sólo buscan efectos antiinflamatorios, contra el dolor, la ansiedad, antipsicóticos, antiespasmódicos, sin tener que preocuparse por el letargo o la disforia.

Los estudios científicos y clínicos subrayan el potencial del CDB como tratamiento para una amplia gama de enfermedades, entre las que se incluyen la artritis, diabetes, alcoholismo, dolor crónico, esquizofrenia, trastorno de estrés postraumático, las infecciones resistentes a los antibióticos, la epilepsia, la endometriosis, y otros trastornos neurológicos. 

Además, el CDB ha demostrado tener efectos neuroprotectores y neurogénicos, y sus propiedades contra el cáncer se están investigando en varios centros académicos de investigación en los Estados Unidos, Canadá y en otros lugares del mundo.

Normalmente se llama “aceite de cannabis” a las extracciones realizadas con el fin de obtener los principios activos de la planta dejando atrás los restos vegetales, que en su mayoría contienen sustancias nocivas para la salud. Existen diferentes técnicas de extracción, unas más seguras y efectivas que otras, para obtener los principios activos del cannabis .
Su uso es cómodo y discreto. El frasco suele llevar incorporado un dispensador de gotas que permite controlar la cantidad de CBD que se consume y que permite aplicarla directamente debajo de la lengua o usarla para enriquecer los alimentos.

Los aceites de CBD son 100% naturales y no contienen sustancias químicas sintéticas. Deben conservarse lejos del calor, y de la luz, en un lugar fresco para mantener su composición original y potencia.

INDICACIONES

Cefaleas, migrañas, insomnio, nerviosismo, dolor de las articulaciones, fibromialgia, Esclerosis Múltiple, vértigos, efectos secundarios de la quimioterapia como vómitos y mareos, trastornos de la personalidad, autismo, ciática, reuma, inflamación de las articulaciones, dolor menstrual, pensamientos obsesivos, suplemento alimenticio, intestino irritable, la indigestión, diverticulitis, úlceras, colitis, enfermedad de Crohn y problemas digestivos relacionados con el estrés. Efecto analgésico y antiinflamatorio. 

Propiedades aperitivas y antisépticas, útiles para estimular el apetito en personas inapetentes.
Propiedades diuréticas que la tornan muy útil para eliminar líquidos retenidos. 

Antiemético, reduce las náuseas y los vómitos; antipsicótico, combate trastornos de psicosis; antiinflamatorio, contra las enfermedades inflamatorias; antioxidante frente a las enfermedades neurodegenerativas; antitumoral contra el cáncer, combate las células tumorales y el cáncer; y como ansiolítico y antidepresivo, para los trastornos de ansiedad y depresión.

miércoles, 20 de julio de 2022

Relación del cannabis y el sexo

Desde aceites sublinguales, supositorios, lubricantes, aceites de masaje y vape pens, no hay escasez de productos de cannabis en el mercado que supuestamente aumentan la líbido. Y tampoco faltan las afirmaciones sobre cómo el cannabis puede mejorar el placer y potenciar nuestras vidas sexuales.

Un estudio de la Universidad de Stanford generó titulares en 2018 al revelar que los consumidores habituales de cannabis tienen un 20 por ciento más de sexo que los que no son consumidores de cannabis. Además, según varias encuestas, los consumidores de cannabis no solo tienen más relaciones sexuales, sino que también tienen mejores relaciones sexuales. Y esto podría tener implicaciones significativas para el tratamiento de problemas sexuales comunes que afectan a gran parte de la población.

La Clínica Cleveland informa que los problemas con la función sexual afectan al 43 por ciento de las mujeres y al 31 por ciento de los hombres. Tal como están las cosas, los tratamientos efectivos para los trastornos sexuales son lamentablemente inadecuados. El cannabis ayuda con la función sexual y los problemas de rendimiento, es decir, desde baja líbido y sequedad vaginal hasta eyaculación precoz e incapacidad para alcanzar el orgasmo, sería el remedio que millones de personas han estado esperando.

¿ES EL CANNABIS UN AFRODISIACO?

El cannabis se ha utilizado como afrodisíaco a base de hierbas durante miles de años. Para citar solo un ejemplo, los practicantes de la medicina ayurvédica en la antigua India a menudo recomendaban el cannabis para mejorar el rendimiento sexual y la virilidad masculina. Un artículo de revisión en BioMed Research International, que cita datos históricos en una sección sobre «Ayurveda y el concepto de afrodisíacos», se refería al cannabis como una planta que retrasa la eyaculación y mejora la función eyaculadora.

Parece que los humanos han estado mezclando cannabis y sexo, con resultados positivos, durante bastante tiempo. Pero no fue hasta hace relativamente poco tiempo que los académicos comenzaron a centrarse en esta área.

Una encuesta de 1979 indica que los usuarios experimentados de cannabis creían que la planta mejoraba el orgasmo y debería considerarse un afrodisíaco.

Un estudio de 1979 en el Journal of Clinical Psychology fue uno de los primeros artículos revisados por pares que revelaron evidencia sustancial de un vínculo entre el cannabis y el funcionamiento sexual. A 84 estudiantes de posgrado se les preguntó sobre su experiencia con el cannabis y el sexo; Los resultados mostraron que los «usuarios experimentados de cannabis» creían que la planta mejoraba el orgasmo y debería considerarse un afrodisíaco.

En 1979 se hizo una encuesta indicando que experimentados usadores de cannabis que este debe considerarse afrodisíaco ya que mejora los orgasmos.

Como concluyeron los autores (Dawley et al): «La implicación es que puede ser valioso investigar el uso de la marihuana en el tratamiento de los trastornos sexuales».

Del mismo modo, una serie de cuestionarios anónimos entregados a estudiantes universitarios en 1984 mostraron que más de dos tercios informaron un mayor placer sexual y satisfacción con el consumo de cannabis. Publicado en el Journal of Sex Research, este estudio también encontró que «la mayoría había usado marihuana como preparación para las relaciones sexuales en ocasiones, y el 20% lo hacía de manera regular».

De hecho, la mayor parte de lo que sabemos sobre el cannabis y el sexo se ha recopilado a través de encuestas. Esto es algo problemático ya que las encuestas dependen principalmente de la memoria de una persona. Las respuestas de la encuesta son muy subjetivas: «sexo agradable» podría significar muchas cosas diferentes dependiendo del individuo.

EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y EL SEXO

¿Por qué el cannabis se presta tan bien a la intimidad sexual?

Según un informe de 2017 realizado por científicos checos en psicofarmacología, el cannabis estimula una parte del cerebro llamada núcleo derecho accumbens, que también juega un papel importante en el control de la excitación sexual. También conocido como el centro de placer del cerebro, el núcleo accumbens está densamente poblado con receptores cannabinoides CB1 que se activan directamente por el THC e indirectamente por el CBD.

Los receptores CB1 son parte de lo que los científicos llaman el sistema endocannabinoide (ECS), el principal mecanismo regulador en el cerebro y el cuerpo que equilibra muchos procesos fisiológicos y media cómo experimentamos los efectos del cannabis.

Los receptores cannabinoides se encuentran en los órganos que producen hormonas sexuales, así como en los órganos reproductores.

Los receptores cannabinoid están localizados en órganos que producen hormonas sexuales, al igual que en los mismos órganos reproductivos.

Resulta que hay una superposición entre el ECS y la fisiología de la función sexual. Para empezar, los receptores de cannabinoides se encuentran en órganos que producen hormonas sexuales, así como en los propios órganos reproductores. Los receptores cannabinoides también están presentes en las terminales axónicas de las neuronas dopaminérgicas y serotoninérgicas, que juegan un papel importante en la función sexual e interactúan con la testosterona, el estrógeno y la oxitocina para modular la respuesta sexual. El ECS influye en el flujo y reflujo de varias hormonas y neurotransmisores.

El científico italiano Mauro Maccarone ha descrito el ECS como «el ángel guardián» o «guardián» de la reproducción de mamíferos. Una extensa investigación preclínica ha establecido que la señalización del receptor de cannabinoides está involucrada en cada etapa del proceso reproductivo, desde la excitación sexual hasta el clímax, desde la fertilización hasta la implantación del embrión y durante todo el desarrollo fetal.

AROUSAL Y ORGASMO

Un estudio de 2012 realizado por investigadores estadounidenses y canadienses arrojó luz adicional sobre la conexión entre el ECS y el sexo. Los autores (Klein et al.) Midieron las concentraciones séricas de los endocannabinoides 2-AG y AEA (los compuestos similares a la marihuana del cerebro) en 21 mujeres sanas antes y después de ver estímulos de película neutrales y eróticas. La excitación sexual también se midió mediante fotopletismografía vaginal, una técnica que le permite observar cambios volumétricos en un órgano o cuerpo.

Otro dispositivo, llamado «arousómetro», midió la excitación subjetiva continua a lo largo de la duración de la película.

Los hallazgos de este experimento fueron publicados en el Journal of Sexual Medicine. Los autores observaron una correlación directa entre los niveles de endocannabinoides circulantes y la excitación sexual en las mujeres: las concentraciones de AEA disminuyeron significativamente a medida que aumentaba la excitación sexual femenina, y las concentraciones de 2-AG también estaban “significativamente, de manera negativa, correlacionadas con el aumento de las percepciones de la excitación sexual fisiológica, la excitación sexual subjetiva general y aumento de la excitación sexual subjetiva continua «.

Parece haber una correlación directa entre los niveles de endocannabinoid y el excitamiento sexual en mujeres.

Cuando la excitación culmina en el clímax, nuestros niveles de endocannabinoides aumentan repentinamente, según un paper de 2017 titulado «La masturbación al orgasmo estimula la liberación del endocannabinoide 2-araquidonoilglicerol en humanos». En este informe, un equipo de científicos alemanes señaló que «los endocannabinoides son críticos para comportamientos gratificantes como la alimentación, el ejercicio físico y la interacción social», así como el placer sexual. Publicado en el Journal of Sexual Medicine, los resultados de este estudio aleatorizado simple ciego mostraron que 2-AG se libera después del clímax y «puede desempeñar un papel en las consecuencias gratificantes de la excitación sexual y el orgasmo».


Según una encuesta realizada en 2019 a 373 mujeres publicada en Women’s Sexual Health, más de la mitad de las que habían usado marihuana antes del sexo informaron un aumento en el deseo sexual y mejores orgasmos. Hallazgos similares se destacaron en un artículo de revisión de 2019, titulado «Efectos de los cannabinoides en la función sexual femenina», coautor de Becky Lynn, MD, profesora asistente en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Salud de la Mujer en la Facultad de Medicina de la Universidad de St. Louis . El equipo de Lynn concluyó que la combinación de cannabis y sexo parece estar asociada con orgasmos prolongados y más satisfactorios.

SANACIÓN SEXUAL

Fisiológicamente hablando, ¿qué explica las asociaciones positivas entre el consumo de cannabis y la experiencia sexual? Probablemente hay docenas de factores involucrados. El THC y el CBD son vasodilatadores, lo que significa que el cannabis relaja y dilata los vasos sanguíneos. Y la vasodilatación juega un papel clave en la excitación sexual. El cannabis también puede mejorar la función sexual al reducir la ansiedad y el dolor, que son barreras comunes para la experiencia sexual positiva. El setenta por ciento de 199 hombres y mujeres, que respondieron a una encuesta realizada por investigadores de la Universidad de British Columbia, dijeron que podían relajarse más durante el sexo cuando usaban cannabis.

En una revisión de 2011 de una investigación existente titulada «Impacto del consumo de cannabis en la salud sexual masculina», dos médicos canadienses sugirieron que el cannabis podría promover la disfunción eréctil. Pero el mismo artículo de revisión también concluyó que «la mayoría de los resultados de estos estudios son contradictorios y contradictorios». Estos hallazgos inconsistentes pueden atribuirse a la naturaleza bifásica del cannabis y sus componentes clave, THC y CBD, por lo que las dosis bajas y altas generan efectos opuestos.

La señalización dependiente de la dosis de los receptores cannabinoides CB1, con los que interactúan el THC y el CBD, podría tener un impacto importante en la calidad del sexo drogado. Múltiples fuentes han demostrado que los receptores CB1 juegan un papel importante en la función sexual. Un estudio canadiense de 2008 determinó que el antagonismo de los receptores CB1 promueve la eyaculación, lo que sugiere que CB1 podría ser «un nuevo objetivo para los agentes farmacológicos destinados a tratar la disfunción sexual basada en la eyaculación».

A partir de esto, se puede inferir razonablemente que una dosis moderada de cannabis, que estimula el CB1, retrasará la eyaculación, mientras que una dosis alta podría desensibilizar el receptor e inhibir su señalización, lo que facilita los procesos eyaculatorios. Una dinámica similar puede aplicarse al impacto de la marihuana en la líbido: una pequeña cantidad de cannabis tiende a energizarse, mientras que una gran cantidad puede ser sedante. En apoyo de esta teoría, un estudio de 2011 mostró que las dosis bajas de THC aumentaron la lordosis (una medida de la líbido), pero las dosis altas no lo hicieron.

Entonces, cuando se trata de cannabis y placer sexual, un poco menos puede significar mucho más diversión.

FUENTES

1. Androvicova, R., et al. “Individual Prolactin Reactivity Modulates Response of Nucleus Accumbens to Erotic Stimuli during Acute Cannabis Intoxication: an FMRIPilot Study.” Psychopharmacology, vol. 234, no. 13, Dec. 2017, pp. 1933–1943., doi:10.1007/s00213-017-4601-1.

2. Chauhan, Nagendra Singh, et al. “A Review on Plants Used for Improvement of Sexual Performance and Virility.” BioMed Research International, Hindawi Publishing Corporation, 14 Aug. 2014, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4151601/.

3. Croft, Harry A. “Understanding the Role of Serotonin in Female Hypoactive Sexual Desire Disorder and Treatment Options.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 14, no. 12, Dec. 2017, pp. 1575–1584., doi:10.1016/j.jsxm.2017.10.068.

4. Dawley, Harold H., et al. “An Attitude Survey of the Effects of Marijuana on Sexual Enjoyment.” Wiley Online Library, John Wiley & Sons, Ltd, 21 Feb. 2006, https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/1097-4679(197901)35:1<212::AID-JCLP2270350135>3.0.CO;2-K.

5. Fuss, Johannes, et al. “Masturbation to Orgasm Stimulates the Release of the Endocannabinoid 2-Arachidonoylglycerol in Humans.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 14, no. 11, Nov. 2017, pp. 1372–1379., doi:10.1016/j.jsxm.2017.09.016.

6. Gordon, John H., et al. “Δ 9 -Tetrahydrocannabinol Enhancement of Lordosis Behavior in Estrogen Treated Female Rats.” Pharmacology Biochemistry and Behavior, vol. 8, no. 5, May 1978, pp. 603–608., doi:10.1016/0091-3057(78)90395-7.

7. Gorzalka, Boris B., et al. “Endocannabinoid Modulation of Male Rat Sexual Behavior.” Psychopharmacology, vol. 198, no. 4, 2007, pp. 479–486., doi:10.1007/s00213-007-0901-1.

8. Johnell, Kristina, and Inga Klarin. “The Relationship between Number of Drugs and Potential Drug-Drug Interactions in the Elderly.” SpringerLink, Springer International Publishing, 9 Jan. 2013, https://link.springer.com/article/10.2165/00002018-200730100-00009.

9. Klein, Carolin, et al. “Circulating Endocannabinoid Concentrations and Sexual Arousal in Women.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 9, no. 6, June 2012, pp. 1588–1601., doi:10.1111/j.1743-6109.2012.02708.x.

10. Lynn, Becky K., et al. “The Relationship between Marijuana Use Prior to Sex and Sexual Function in Women.” Sexual Medicine, vol. 7, no. 2, June 2019, pp. 192–197., doi:10.1016/j.esxm.2019.01.003.

11. Lynn, Becky, et al. “Effects of Cannabinoids on Female Sexual Function.” Sexual Medicine Reviews, 12 Sept. 2019, doi:10.1016/j.sxmr.2019.07.004.

12. Pfaus, James G. “REVIEWS: Pathways of Sexual Desire.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 6, no. 6, June 2009, pp. 1506–1533., doi:10.1111/j.1743-6109.2009.01309.x.

13. Shamloul, Rany, and Anthony J. Bella. “Impact of Cannabis Use on Male Sexual Health.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 8, no. 4, Apr. 2011, pp. 971–975., doi:10.1111/j.1743-6109.2010.02198.x.

14. Weller, Ronald A., and James A. Halikas. “Marijuana Use and Sexual Behavior.” The Journal of Sex Research, vol. 20, no. 2, 29 Apr. 1984, pp. 186–193., doi:10.1080/00224498409551216.

15. Wiebe, Ellen, and Alanna Just. “How Cannabis Alters Sexual Experience: A Survey of Men and Women.” The Journal of Sexual Medicine, vol. 16, no. 11, Nov. 2019, pp. 1758–1762., doi:10.1016/j.jsxm.2019.07.023.

miércoles, 13 de julio de 2022

100 usos medicinales del Cannabis clasificados por enfermedad


Un gran número de pacientes en conjunto con la comunidad médica, agrícola y científica se ha dedicado a estudiar los efectos del cannabis para uso medicinal desde la antigüedad.

La investigación científica, el aumento de países que legalizaron y la difusión de información, han contribuido a que el uso medicinal del cannabis se haya extendido y con ello, la posibilidad de sistematizar resultados.

Efectos Medicinales del Cannabis

Los usos potencialmente beneficiosos abarcan muchas enfermedades, debido a que casi todos los órganos y sistemas tienen sitios para que pueda ejercer su efecto por la acción de los principios activos de la planta (cannabinoides).

Conociendo los efectos beneficiosos del cannabis y los cannabinoides sobre la salud, se comprende el uso medicinal:
  • Anti-inflamatorio
  • Analgésico
  • Protector y reparador del tejido nervioso
  • Anticonvulsivante
  • Relajante muscular
  • Anti-tumoral
  • Anti-náusea y anti-vomitivo
  • Antiespasmódico
  • Estimulante del apetito
  • Ansiolítico & Antipsicótico
  • Inductor del sueño
  • Regulador de la inmunidad
  • Antioxidante
  • Preventivo de la Recaída y del Síndrome de Abstinencia
Enfermedades que pueden mejorar con el uso medicinal del Cannabis
No todos los casos logran el mismo grado de respuesta positiva, pero las enfermedades en las que pueden evidenciarse beneficios son:
  • Epilepsia
  • Parkinson
  • Alzheimer
  • Esclerosis Múltiple
  • Síndrome de G. Tourette
  • Autismo
  • Enfermedad de Crohn y otras enfermedades intestinales inflamatorias
  • Náuseas – Vómitos
  • Anorexia – Caquexia
  • Acné
  • Psoriaris
  • Sindrome de Estrés Postraumático
  • Ansiedad
  • Psicosis
  • Adicción
  • Insomnio
  • Dolor crónico: neuropático, metastásico, inflamatorio
  • Migraña
  • Fibromialgia
  • Lupus
  • Poliartritis Reumatoide
  • Diabetes Tipo I
  • Tiroiditis de Hashimoto
  • Osteoporosis
  • Efectos secundarios de la quimioterapia
  • Acompañamiento de la radio y quimioterapia
  • VIH-SIDA y Sind. Consuntivo
  • Estadios terminales
  • Glaucoma de ángulo abierto
Aún queda mucho por saber y confirmar en cuanto a estos usos. Sin embargo, dado que el nivel de riesgos del uso medicinal del Cannabis y los cannabinoides es bajo, las personas interesadas pueden explorar esta posibilidad con productos que tengan control de calidad, composición conocida y con el acompañamiento profesional adecuado.

A continuación compartimos más información que sobre el uso del cannabis en distintas enfermedades:

Hiperactividad
Los cannabinoides son efectivos en el modelo animal del trastorno de hiperactividad http://www.cannabis-med.org/english/bulletin/ww_en_db_cannabis_artikel.php?id=162#4
Los scripts de Cannabis para calmar a los niños http://www.foxnews.com/story/0,2933,117541,00.htmlDisabilidades motoras
Marihuana en el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica http://www.medscape.com/medline/abstract/11467101
Uso de cannabis en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica. http://www.medscape.com/medline/abstract/15055508
El cannabis alivia los síntomas de Lou Gehrig http://www.rense.com/general51/lou.htmAlzheimer

El cannabis retrasa la declinación del Alzheimer http://www.mapinc.org/drugnews/v05/n307/a10.html
El cannabis puede bloquear el Alzheimer http://news.bbc.co.uk/2/hi/health/4286435.stm
Prevención de la patología de la enfermedad de Alzheimer por los cannabinoides http://www.jneurosci.org/cgi/content/abstract/25/8/1904
Dronabinol en el tratamiento de la agitación en pacientes con enfermedad de Alzheimer con anorexia http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=61
Dronabinol en el tratamiento de la agitación refractaria en la enfermedad de Alzheimer http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=92
Efectos del dronabinol en la anorexia y el comportamiento alterado en pacientes con enfermedad de Alzheimer. http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=59
Los cannabinoides reducen la progresión de la enfermedad de Alzheimer en animales
http://www.cannabis-med.org/english/bulletin/ww_en_db_cannabis_artikel.php?id=187#1
Enlace molecular entre el componente activo de la patología de la marihuana y la enfermedad de 

Alzheimer
http://www.unboundmedicine.com/medl…sease_Pathology
El THC inhibe el marcador primario de la enfermedad de Alzheimer
http://www.cannabis-med.org/english/bulletin/ww_en_db_cannabis_artikel.php?id=225#3Artritis
Cannabidiol es un antiartrítico oral en la artritis murina inducida por colágeno http://www.pnas.org/cgi/content/full/97/17/9561
Supresión de metaloproteinasas de fibroblastos por ácido ajulémico, http://ccicnewsletter.com/index.php…06_Rheumatology
La medicina basada en cannabis alivia el dolor y la enfermedad supresiva http://www.medicalnewstoday.com/articles/33376.php

Fuente: Ecoportal
Con información de:
Fundación Canna
Medical Cannabis News

viernes, 27 de mayo de 2022

El compuesto del Cannabis elimina la proteína tóxica de Alzheimer del cerebro

La enfermedad de Alzheimer (EA) es actualmente la causa más común de demencia, constituyendo el 65% de los casos registrados, y afecta a las personas a partir de los 60 años de promedio. Esta enfermedad neurodegenerativa es irreversible, y conduce de manera más o menos rápida, a la perdida de capacidades cognitivas de la persona que la padece.

Las características clínicas de la EA incluyen la pérdida de la memoria, especialmente de los sucesos recientes en las etapas más tempranas del proceso, así como cambios en las capacidades cognitivas que interfieren con el estado de ánimo, el razonamiento y la expresión verbal. El curso de la enfermedad es insidioso y se estima que algunos pacientes de la EA pueden sobrevivir hasta 20 años después de ser diagnosticados, aunque la supervivencia media oscila entre los 5 y los 10 años. La edad es el principal factor de riesgo, de modo que a partir de los 60 años, la probabilidad de padecer esta enfermedad se duplica con cada 5 años. Por ello, la EA aparece como uno de los mayores problemas de salud actuales, y que provocará un creciente impacto socio-económico en las próximas décadas.

Además de afectar a la memoria, los pacientes que presentan Alzheimer, frecuentemente tienen problemas de lenguaje verbal y no pueden expresarse correctamente, se empobrece el vocabulario. También es frecuente que haya desorientación, cambios conductuales, insomnio, agitación nocturna, alteraciones del biorritmo, en definitiva, y pérdida de apetito.

El cerebro se está desestructurando fruto de la evolución de la enfermedad, que puede desarrollarse con una velocidad más o menos variable, en función de cada individuo, aunque hay factores genéticos y hereditarios valorables que determinan su desarrollo.

A día de hoy se desconocen las causas de la enfermedad, pero en los últimos años ha mejorado la comprensión de los mecanismos moleculares que están implicados en el desarrollo de la enfermedad.

Básicamente sabemos que el acumulo de una proteína llamada beta amiloide, en el tejido cerebral, acaba formando unas placas y ovillos llamados neurofibrilares, que conducen a situaciones de neuroinflamación y toxicidad en el tejido cerebral, que determinan la perdida de volumen cerebral por muerte neuronal. Esto determina evidentemente la perdida de capacidades del paciente, que se suele expresar inicialmente con una afectación de la memoria, que a partir de cierta edad es un dato de difícil evaluación, aunque existen diferentes test y cuestionarios que pueden orientar de manera aceptable, hacia el diagnostico de Alzheimer.

En la actualidad, el arsenal terapéutico disponible para el tratamiento de la EA sigue siendo muy limitado. Entre los fármacos más utilizados hoy en día destacan los inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezil, rivastigmina, tacrina), que es la enzima responsable de la degradación del neurotransmisor acetilcolina. Su uso se justifica por la observación de que, en términos generales, el déficit colinérgico en el cerebro de pacientes con EA puede explicar algunas de las alteraciones cognitivas, funcionales y de comportamiento de estos enfermos. Sin embargo, debemos tener en cuenta otras líneas de desarrollo terapéutico que abordan distintos aspectos de la enfermedad y en las que el uso de agentes capaces de modular el tono endocannabinoide podría ser importante. Entre ellas, cabe destacar el uso de agentes antiglutamatérgicos, agentes antioxidantes y antiinflamatorios, así como el abordaje de algunos síntomas propios de la enfermedad, tales como la pérdida del apetito, las alteraciones del sueño, los cambios conductuales.

Es importante destacar que, si bien el uso de cannabinoides podría ser valorado de entrada como contraproducente para el tratamiento de la EA, debido a sus efectos psicoactivos y sobre la memoria -recordemos que el uso de THC afecta a la memoria inmediata-, existen otros aspectos de la sintomatología de la enfermedad sobre los que sí podrían ejercer efectos beneficiosos. Tal es el caso de la agitación nocturna, sobre la que el THC y el CBD parecen ejercer un efecto beneficioso. También el efecto estimulante del apetito y antiemético pueden ser de utilidad para el tratamiento de estos pacientes.

Hay estudios que indican que el sistema endocannabinoide se encuentra directamente implicado en los procesos que se desarrollan en el cerebro afectado por la enfermedad de Alzheimer.

Es aquí donde podemos hacer una reflexión sobre el uso de fitocannabinoides para el tratamiento de la patología que presentan estos enfermos.

Tenemos dos situaciones en las que los cannabinoides se muestran efectivos, que son la neuroinflamación y el estrés oxidativo que comportan neurotoxicidad y muerte neuronal a medio y largo plazo.

Además, tenemos que recordar la baja toxicidad de los fitocannabinoides, que comporta un manejo seguro sin la aparición de efectos secundarios que puedan poner en situación de riesgo vital al paciente o generarle situaciones poco confortables. Recordemos que la intoxicación aguda por cannabis no ha sido nunca causa directa de muerte comprobada en ningún fallecido.

Básicamente los estudios se han centrado en la aplicación del Cannabidiol (CBD) para el tratamiento a medio y largo plazo, ya que posee propiedades muy interesantes para tratar la sintomatología y contrarrestar la situación de neuroinflamación que presentan los pacientes.

Hemos hablado de neuroinflamación, y el CBD es un antiinflamatorio efectivo también a nivel del SNC, donde el acumulo de placas y ovillos neurofibrilares constituye una de las causas de que los procesos inflamatorios asociados generen multitud de moléculas toxicas para las neuronas. Estas moléculas denominadas radicales libres, son tóxicas para las células, y constituyen el llamado estrés oxidativo. Poder eliminar o contrarrestar estos radicales es crucial para el equilibrio de las células y tejidos, y el CBD nos aporta también el efecto antioxidante que necesitamos en esta situación.

Se estudia pues el uso de CBD en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, pero carecemos de momento de resultados a medio y largo plazo, que podrían determinar la eficacia de su uso, que también está determinada por la fase de la enfermedad en la que se inicia el tratamiento.

Muchos pacientes presentan cuadros ansiosos, y aquí el efecto ansiolítico del CBD es útil para intentar controlar la ansiedad, y también es útil para inducir el sueño, en dosis nocturna, en los pacientes que presentan una alteración leve del sueño. En muchas ocasiones es necesario asociar al tratamiento con THC, para tratar el insomnio o la agitación nocturna que presentan algunos pacientes.

El CBD aporta también en muchos casos una mejoría en aspectos cognitivos, que son valorables y confirmados por los familiares o cuidadores. Hay pacientes que mejoran el lenguaje verbal, mejor orientación, mejor comunicación con el entorno, más estabilidad emocional, dentro de las expectativas razonables. Y siempre en relación a la fase de la enfermedad y a la idiosincrasia de cada paciente.

Podemos esperar, pues, del tratamiento con cannabinoides, efectos a corto plazo, al actuar sobre la sintomatología que presentan los pacientes, pero también sería posible actuar a medio y largo plazo sobre el desarrollo de la enfermedad, con la intención de enlentecer o detener el desarrollo de la enfermedad. Los estudios actuales y los ensayos clínicos que se realicen en el futuro, determinarán que los cannabinoides pasen a formar parte del arsenal terapéutico para estos pacientes.

jueves, 28 de abril de 2022

Menos ataques de migraña con fitocannabinoides

Dolores de cabeza intensos y sensibilidad a la luz: los pacientes con migraña saben de lo que estamos hablando. A menudo pasan muchos años buscando la medicación y la profilaxis de ataque adecuada. Al respecto, el cannabis medicinal también es protagonista en este contexto. El ‘pero’ es que, hasta el momento, los estudios disponibles son bastante escasos.

No obstante, una reciente encuesta en pacientes israelíes ha proporcionado resultados interesantes: los pacientes con migraña comórbida sufrieron ataques dolorosos con mucha menos frecuencia cuando tomaban fitocannabinoides.

Como parte del estudio transversal, se preguntó a 145 pacientes (el 67% eran mujeres) sobre la frecuencia de sus ataques de migraña y su terapia con cannabis farmacéutico. Todos los encuestados habían tomado fitocannabinoides, como extracto de aceite o por inhalación, durante un promedio de tres años antes. Otro requisito previo era la comorbilidad de la migraña, es decir, todos los pacientes padecían además otras enfermedades que justificaban el tratamiento con cannabinoides.

Reducción de ataques y reducción del uso de analgésicos

Los resultados del estudio son prometedores: más del 60% de los encuestados (de todos los que respondieron) informaron de una reducción numérica a largo plazo en los ataques de migraña, un menor impacto en el rendimiento en la escuela, el trabajo o el hogar y una mejor calidad del sueño. En comparación con el grupo de no respondedores, también usaron opiáceos débiles (respondedores: 5%, no respondedores: 23%) o fuertes con menos frecuencia (respondedores: 8%, no respondedores: 25%) o triptanos con menos frecuencia (5% frente al 16%). Los efectos secundarios también fueron menores.

Debido a que los datos clínicos sobre el uso de cannabinoides en la migraña aún son insuficientes, los autores recomiendan realizar más estudios.

Original source: Aviram J, Vysotski Y, Berman P, Lewitus GM, Eisenberg E, Meiri D. Migraine Frequency Decrease Following Prolonged Medical Cannabis Treatment: A Cross-Sectional Study. Brain Sci. 2020 Jun 9;10(6):360. doi: 10.3390/brainsci10060360. PMID: 32526965; PMCID: PMC7348860.

martes, 19 de abril de 2022

CANNABINOIDES SON EFECTIVOS EN PACIENTES DE CUIDADO PALIATIVO

En Australia, los pacientes de cuidados paliativos ven efectividad en el cannabis

En un estudio con 21 pacientes con cáncer avanzado y sus síntomas relacionados mostraron resultados prometedores al usar los cannabinoides THC o CBD.

Esta fue una investigación llevada a cabo por el Departamento Paliativo y de Apoyo del Centro de Salud Misericordiae en Brisbane, Australia.

“De los 21 participantes inscritos (grupo de CBD = 16; Grupo de THC = 5), 18 completaron la medida de resultado primaria en el día 14 y 8 completaron en el día 28. La mediana de las dosis máximas toleradas fue de 300 mg de CBD por día (rango 100-600 mg) y 10 mg de THC al día (rango 5-30 mg). 9 de los 21 pacientes mostraron una respuesta al tratamiento. La somnolencia fue el efecto adverso más común.”

Los científicos concluyen que el uso medicinal de los cannabinoides en los pacientes con cáncer avanzado atravesando los cuidados paliativos funciona.

Los ensayos de cannabis medicinal en pacientes con cáncer avanzado sometidos a cuidados paliativos son factibles. Las dosis de THC y CBD utilizadas en este estudio fueron generalmente bien toleradas y la medida de resultado de la angustia total de los síntomas es prometedora como medida del beneficio general de los síntomas.

Lee el estudio: https://bit.ly/3Eo33Ks

miércoles, 16 de marzo de 2022

EE. UU: 2 DE CADA 3 MÉDICOS CONSIDERAN QUE EL CANNABIS TIENE PROPIEDADES TERAPÉUTICAS Médicos ven valor en moléculas del cannabis para diferentes usos

En Estados Unidos, 2 de cada 2 médicos consideran que el cannabis tiene propiedades terapéuticas, según encuestas en información verificada por el instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA).

El potencial terapéutico del cannabis y sus componentes ha sido objeto de estudio durante décadas. La encuesta realizada a lo largo de los Estados Unidos destacó los diferentes usos medicinales comprobados en estudios para tratamientos con la molécula THC, CBD y otras formulaciones aprobadas para el dolor, la epilepsia, quimioterapia, enfermedades de transmisión sexual y otras.

“Los investigadores generalmente consideran que medicamentos como estos, que utilizan productos químicos purificados derivados o basados en los de la planta de marihuana, son más prometedores terapéuticamente que el uso de toda la planta de marihuana o sus extractos crudos.”

A pesar de que al menos los médicos de la academia y los centros de investigación ya tienen conocimiento sobre las propiedades, consideran que los subproductos de esta planta plantean numerosos desafíos.

“Los productos botánicos pueden contener cientos de productos químicos activos desconocidos, y puede ser difícil desarrollar un producto con dosis precisas y consistentes de estos productos químicos. El uso de la marihuana como medicina también plantea otros problemas, como los efectos adversos para la salud del tabaquismo y el deterioro cognitivo inducido por el THC. Sin embargo, un número creciente de estados han legalizado la dispensación de marihuana o sus extractos a personas con una variedad de afecciones médicas.”

Por el momento, falta más investigación para determinar si los efectos a largo plazo que podrían tener estos componentes.

Lee la declaración de NIDA: 

miércoles, 6 de octubre de 2021

¿Qué es la Neuralgia del Trigémino?

La neuralgia del trigémino suele producirse en personas de mediana edad y de edad avanzada, aunque afecta a adultos de todas las edades y es más frecuente en mujeres. Se sienten brotes repetidos de corta duración de dolor punzante e intenso en cualquier parte de la zona inferior de la cara, aunque lo más frecuente es que se sientan en la mejilla cerca de la nariz o en la mandíbula.

El dolor debido a la neuralgia del trigémino puede aparecer espontáneamente, pero con frecuencia se desencadena al tocar un punto específico (denominado punto gatillo) en la cara, los labios o la lengua, o al realizar determinadas actividades como lavarse los dientes o masticar. Esto es así debido a que como su nombre lo indica, el nervio trigémino es el que se ve afectado. Una causa frecuente es la posición patológica de una arteria, de forma que comprime el nervio cerca del lugar por el cual este sale del cerebro.

En algunos casos, en las personas más jóvenes, la neuralgia del trigémino es consecuencia de una lesión neurológica debida a esclerosis múltiple. En raras ocasiones, se produce debido a compresión por un tumor o un aneurisma (dilatación) en una arteria próxima a un nervio cercano cerebro.

¿Cómo actúa el Cannabis medicinal en el tratamiento de la neuralgia del trigémino?

Existen suficientes ensayos clínicos en los que se han probado distintos cannabinoides para tratar el dolor neuropático. Como todos los fármacos, los cannabinoides tienen su propio perfil de efectos adversos: el mareo, la sedación y la somnolencia son los más frecuentemente comunicados y en la mayoría de los casos no hacen necesario interrumpir el tratamiento, ya que, con el paso de unas pocas semanas se genera tolerancia a estos efectos.

En este sentido, una cuestión relevante son los efectos psicológicos del cannabis. Las características del estado modificado de consciencia que induce el cannabis suelen incluir un estado de euforia que, en algunas ocasiones, puede resultar positiva para manejar los componentes emocionales asociados al dolor crónico. Sin embargo, para otras personas estos efectos pueden manifestarse como ansiedad, angustia, preocupaciones o focalización del dolor. Este tipo de reacciones son imprevisibles, dependen de características de personalidad y en general hacen necesario suspender el tratamiento. Como siempre repetimos, la terapia de cannabis es personal y única.

Conclusión.

Uno de los usos más beneficiosos de la terapia con cannabis es el tratamiento del dolor. En la neuralgia del trigémino el dolor que sufre el paciente es punzante, agudo y puede aparecer y desaparecer por periodos largos sin dolor. Las terapias actuales tratan los síntomas, pero únicamente traen consigo paliar el dolor. El tratamiento con cannabis provee no solo un alivio moderado (según dosis) sino que también según el ratio CBD/THC puede ofrecer un alivio psicológico de los síntomas de dicha patología. Si desea darle una oportunidad a esta terapia, por favor consulte a un profesional capacitado.

Cannabis medicinal: Parálisis cerebral

Se conoce como parálisis cerebral a un grupo de trastornos que afectan la capacidad para moverse, mantener el equilibrio y la postura. Puede asociarse a trastornos cognitivos, sensoriales y/o conductuales, y es el resultado de una lesión cerebral que ocurre antes del nacimiento o poco después.

Se diagnostica por el retraso en el desarrollo motor y  puede deberse a causas genéticas, hipoxia cerebral, infecciones, hemorragias cerebrales, ictericia aguda y lesiones en la cabeza.

LA PARÁLISIS CEREBRAL AFECTA LA CAPACIDAD PARA MOVERSE, MANTENER EL EQUILIBRIO Y LA POSTURA.

Tratamiento tradicional

El tratamiento debe ser integral interdisciplinario, temprano e intensivo. Dentro de las estrategias terapéuticas, la fisioterapia es fundamental, ya que no existen herramientas farmacológicas efectivas.

El abordaje debe ser individualizado, por lo que hay que tener en cuenta la edad, el nivel de afección motriz, las capacidades cognitivas y el abordaje de las patologías asociadas en caso de que existieran.

Tratamiento con cannabis

Dentro de las propiedades del sistema endocannabinoide, se destaca el control motor y la neuroprotección. A su vez, los cannabinoides podrían reducir el daño cerebral asociado a episodios de isquemia e hipoxia neonatal y han mostrado efectos proliferativos y remielinizantes en estudios de investigación.


Ante la falta de tratamientos tradicionales efectivos y la visible respuesta, la experiencia de los usuarios es cada vez mayor. Niños y adultos logran mayor conexión con el entorno, mejoran el estado de ánimo, apetito y calidad de sueño. En el plano motor, se observa menor espasticidad y mayor capacidad de movimiento.

CON EL CANNABIS SE LOGRA CONECTAR MÁS CON EL ENTORNO Y SE REDUCE LA ESPASTICIDAD.

CUIDADOS GENERALES

  • Su uso debe supervisarse por un familiar. 
  • Se aconseja llevar un registro de efectos inmediatos y a largo plazo. 
  • El modo de administración influye en los efectos y su duración.
  • Las flores deben estar libres de hongos y agroquímicos. 
  • Los extractos no deben contener alcohol ni contaminantes.

Fuente: revistathc.com